Azulejos cerámicos: desde el coronavirus, la solución aún más acertada en arquitectura y obra.

 

Mykonos Cerámica explica en este artículo por qué la cerámica es la elección acertada para los pavimentos y revestimientos de tus proyectos. Mucho más a partir de la llegada de la pandemia del coronavirus y de los cambios que ésta ha producido en la concepción de espacios.

ANTI COVID. La pandemia nos ha obligado a repensar los espacios y la manera en que los utilizamos.
Las características de los azulejos cerámicos los convierten en la opción perfecta para crear espacios duraderos y seguros, adaptables y totalmente limpios.

Además, es uno de los materiales más resistente a los desinfectantes utilizados contra el covid. La cerámica permanece inalterada ante el ataque de estos químicos y se sitúa como una solución “segura y sostenible”, tanto para el uso en interiores como exteriores.

 

 

 

 

 

 

 

HIGIÉNICO. La cerámica es uno de los materiales más higiénicos, no huele, se limpia fácilmente con productos de limpieza habituales sin requerir un mantenimiento especial.
Es hipoalergénica, no retiene suciedad ni bacterias por lo que es ideal para estancias y lugares que requieren máxima esterilización como cocinas, hospitales, guarderías, colegios, etc.

AMA EL MEDIO AMBIENTE. La cerámica es un material sostenible que respeta el medio ambiente y la salud.
Se produce cumpliendo con todas las normativas europeas y no contamina.
Las materias primas que la conforman son elementos básicos y naturales, como la tierra o arcilla, el agua y el fuego.
Por tanto, es un material 100% reciclable y reutilizable. Sin plásticos.

DISEÑO. Los azulejos cerámicos ofrecen una variedad de diseños y formatos que se adaptan a cualquier estilo y objetivos. Además, estos pueden personalizarse y combinarse en infinitas variaciones.

RÁPIDO. Los azulejos aceleran el ritmo de cualquier reforma al colocarse fácilmente y poder instalarse sobre los materiales anteriores. Un suelo cerámico se coloca fácilmente

RESISTENTE. La Cerámica no se deforma, ni lamina, no varía su color con el paso del tiempo, no se congela y resiste los agentes químicos más agresivos. Sus acabados antideslizantes refuerzan la seguridad de los espacios.

NO ARDE. En caso de incendio, la cerámica no desprende sustancias nocivas, ni para el ser humano ni para el medio ambiente, porque no arde.

ESTABLE. Un suelo cerámico es práctico y estable y se puede instalar fácilmente en tiendas, restaurantes, oficinas y en cualquier tipo de local, exterior o zonas de alto tránsito.